No es ningún secreto que los lentes de armazón pueden ser un gran accesorio para cualquier persona. Definitivamente, cambian tu imagen y estilo; no por nada existen infinidad de marcas y modelos disponibles en el mercado. Por otro lado, los lentes de contacto cumplen perfectamente con la función de ayudar con los problemas visuales sin cambiar la imagen de quien los utiliza, lo cual trae la pregunta ¿cuáles usar?

Tenemos que decir desde un inicio que depende. Depende de ti, tus gustos, de lo que sea más importante para ti y de tus padecimientos. Por ejemplo, si solo necesitas tus lentes como un apoyo para lectura o trabajo en computadora, lo mejor siempre serán los lentes de armazón. ¿Por qué? Debido a que son situaciones donde estás en casa o en la oficina y probablemente requieres ponértelos y quitártelas de forma rápida.

Si hablamos de los lentes de contacto, muchas personas los usan en la práctica deportiva porque evitan la desgracia de romperlas. Tienen un pequeño inconveniente: si uno de ellos se te cae por algún golpe o caída, será muy difícil encontrarlo en estas circunstancias. Por supuesto, los lentes de contacto ofrecen un aspecto más natural y utilizarlos no supondrá un cambio en tu imagen personal a la que tengas que adaptarte.

Por otro lado, las desventajas también existen. Los lentes de contacto resultan problemáticos para quien padece de ojo seco. Además, colocarlos y quitarlos no es tan sencillo y puede ser difícil para ciertas personas.

Los clásicos lentes de armazón se rayan fácil y suelen ensuciarse mucho por el entorno. Además, como hemos podido ver en estos momentos de pandemia se empañan con facilidad.